Constelaciones de Verano

En las cartas para el hemisferio sur todo está «del revés», como es lógi­co, en relación con las del hemisferio norte, de manera que nos encontramos a Rigel en la parte superior izquierda en tanto que Betelgeuse está en la par­te inferior derecha. Orión se encuentra muy alto y hacia el Norte; el Cinturón apunta abajo hacia Aldebarán y arriba hacia Sirio. La línea que se pro­longa desde Alnitak, la estrella más alta del Cinturón y que pasa por Saiph (Kappa Orionis) nos muestra el camino hacia Canopus en Carina que, con mucho, es la estrella más brillante de todas, descontando a Sirio. Capella está al Norte, en una posición baja, mientras que el León se encuentra rozando el horizonte.




Al sur puede verse Crux Australis, la Cruz del Sur, que no tiene exactamente la forma de una X, sino que es más bien como una cometa, con tres estrellas por encima de la segunda magnitud. Bajo ella se encuentran las dos brillantes Guardianas, Alfa y Beta Centauri; Alfa, que es la más cercana de las estrellas más brillantes, aparte del Sol, está muy por encima de la magnitud cero, de manera que sólo Sirio y Canopus la aventajan. Centaurus casi envuelve a la Cruz y hasta el siglo XVII la Cruz no se consideró una constelación independiente.

Localizar el Polo Sur celeste no ofrece muchas dificultades (doy algunas instrucciones detalladas en la página referida a Octans) aunque no tenga cerca ninguna estrella brillante. La clave la proporciona Achernar, que en esta época se mantiene alta hacia el Sudoeste y que es fácil de identificar gracias a su bri­llo y a su relativo aislamiento. Trace una línea desde el eje mayor de la Cruz del Sur y prolónguela hasta Achernar: el Polo Sur se encuentra más o me­nos hacia la mitad de esta línea. La estrella más próxima al polo que puede verse a simple vista es Sigma Octantis, pero como no llega a la quinta mag­nitud, una simple niebla o la luz de la Luna pueden enmascararla.

Busque también las dos regiones luminosas que corresponden a las Nubes de Magallanes. A primera vista las Nubes parecen trozos desprendidos de la Vía Láctea, pero ciertamente son galaxias independientes.


Cometas prometedores para el 2013

El Cometa McNaught alcanzó una posición y brillo tales que permitieron su observación a simple vista desde enero de 2007.
Si todo sale como esta previsto, esta escena pudiera repetirse en estos meses venideros. Tengamos en cuenta, que los Cometas son muy difíciles de predecir como evolucionaran en su paso cercano al sol, hay un dicho que dice.... "Los Cometas hacen lo que quieren", y es así.
Astrónomos inician el año nuevo 2013 con la vista de tres cometas visibles con telescopio en los cielos nocturnos de enero: el cometa K5 Linear, el cometa L4 Panstarrs y el cometa F6 Lemmon. Entre ellos el cometa C/2011 L4 Panstarrs y el cometa C/2012 F6 Lemmon serán visibles a simple vista desde febrero.


Cometa K5 Linear


El cometa C/2012 K5 Linear tiene su mejor visión en enero de 2013. Su punto más cercano al Sol lo vivió el 28 de noviembre de 2012. Ahora y durante enero de 2013 se dirige hacia el Sur, viajando unos dos grados al día, desde la Constelación de Auriga hasta la Constelación Eridanus por lo que se observa mejor desde el hemisferio austral.

Al inicio del mes está en Auriga no muy lejos de la estrella Beta, con una magnitud 8, (donde 0 para los astrónomos, es la visión más luminosa).
En el hemisferio norte se lo ve muy bajo sobre el horizonte después de anochecer. En la tarde del día 3 de enero 2013, estará a un grado al noreste del cúmulo estelar M36, y el 6 de enero, estará cerca del cúmulo estelar NGC 1746 en Tauro.
El día 8 la vista del cometa desciende a magnitud 9,encontrándose aproximadamente a 4 grados Este de la estrella Aldebarán de Tauro.
Desde el día 19 comienza a interferir la luz de la Luna y la magnitud del cometa desciende a 10 mientras se ubica en Eridanus.

Cometa L4 Panstarrs


El cometa C/2011 L4 Panstarrs, promete tener una magnitud 0 en marzo. Ahora está oculto tras del Sol desde octubre, pero se espera que estas noches irrumpa los cielos nocturnos con magnitud 8 en la cola de la Constelación de Escorpión antes del amanecer.


El astrónomo Michael Mattiazzo dice que tiene dudas respecto Panstarrs, a pesar de que algunos astrónomos anuncian que podrá ser tan luminoso como Venus.
“Tengo reservas sobre este cometa, ya que es su primer viaje a través del Sistema Solar interior”, aclara Mattiazzo en su informe.
“Si la predicción se mantiene, dará brillo de magnitud 7 a mediados de enero, cuando entre en la Corona Australis ymagnitud 5,5 a fin de mes”, agrega el astrónomo.
El astrónomo espera que sea visible a simple vista desde la segunda semana de febrero.


Cometa F6 Lemmon


El cometa C/2012 F6 Lemmon “será un paquete de sorpresa”, destaca Mattiazzo en su reporte. Fue descubierto el 17 de septiembre 2012 por el astrónomo R.A. Kowalski desde el observatorio Mount Lemmon.

Tiene una gran orbita de un período de 11.000 años y no se trata de un cometa que visita la Tierra por primera vez. Su perihelio o punto más cercano al Sol será el 24 de marzo.
Tenía una magnitud 19 el 3 de septiembre y a mediados de diciembre estaba con magnitud 10. Se cree que a esta velocidad de luminosidad, quizás alcance una inesperada magnitud visible a simple vista en marzo, al mismo tiempo y en los alrededores de Panstarrs.
Para el astrónomo, el hecho de que no sea un cometa que nos visita por primera vez, podría explicar esta creciente luminosidad.
El 1 de enero se encuentra en magnitud 8 en la Constelación de Centaurus, cerca de la Constelación Hidra. Se lo puede ver más fácilmente después de la media noche.
Viajará hacia el Sur más de un grado por noche hasta llegar a una magnitud 7, el 17 de enero. Estará a un grado de Gamma Crucis. Luego la Luna comenzará a interferir, pero se verá mejor en la mañana antes del amanecer. Al inicio de febrero el cometa Lemmon estará a punto de ser visible a simple vista en el cielo más austral a pocos grados del polo sur.


"EL GRAN COMETA DEL 2007"
El Cometa McNaught alcanzó una posición y brillo tales que permitieron su observación a simple vista desde enero de 2007, siendo visible a plena luz del día. Debido a su proximidad al Sol, su visión solamente fue posible durante el crepúsculo y poco después de éste. El 13 de enero de 2007 el cometa sobrepasó en brillo al cometa West convirtiéndose en el cometa visible desde la Tierra más brillante de los últimos 40 años.