Aclarando la tontería de “las 4 Lunas de sangre”

Por Claudia Pérez Ferrer

Se reintensifica en estos día las supuestas “explicaciones” sobre, lo que todos sabemos, será el eclipse total de Luna.
 Parecería ser que hace falta agregarle cosas “mágicas”; “apocalípticas”, etc. para llamar la atención de la gente, pero por aquí -por suerte- aún no.
 Alcanza con decir la palabra “eclipse” para que cualquier persona abra grande los ojos y pregunte “¿Cuándo?”
Hagan la prueba.
 ¿Vamos a lo concreto? 
¿Qué es lo de la “Luna de sangre”?
Un eclipse total de Luna. Sabido es, que durante el transcurso de un eclipse, la Luna toma esa tonalidad mientras se encuentra a la sombra de la Tierra. Más oscura o clara, pero siempre en esa gama.

¿Es “extraordinario” o “extraño” que se produzcan cuatro eclipses de Luna en el lapso de un año?
No. En lo absoluto.
Como es una cuestión de movimientos, estos se repiten en secuencias y puede decirse matemáticamente, cuándo, cómo, dónde, se producirán los eclipses con cientos o miles de años de antelación.

¿Hace mucho que se sabe esto?
Si. Nada más ni nada menos que miles de años.
Los antiguos Caldeos, ya sabían de estos ciclos denominados saros. Ciclos de 18 años, (ó 223 lunaciones) es decir, cada 18 recomienza la secuencia de eclipses, (de Sol, Luna, Totales, Parciales, etc.) aunque no serán visibles desde los mismos lugares.
El registro más antiguo fue encontrado en Irak.

¿Para ellos tenia algún significado mágico?
No. en lo absoluto, les permitía predecir el fenómeno. Sólo eso.

¿Quiere decir que ya ha pasado, de ocurrir 4 eclipses “seguidos” de Luna?
Obviamente. Por ejemplo, en el saros anterior. Marzo ’96; septiembre ’96; marzo ’97 y septiembre ’97 ¡Y aquí estamos! La Próxima será entre el 2032 y ’33. (Los norteamericanos le llaman “tétrada” a la seguidilla de cuatro totales, obviamente, del prefijo griego tetra, “cuatro”.)

¿Por qué “roja”?
En realidad, cualquiera que recuerde haber visto un eclipse total de Luna, sabrá que no se pone “roja”. Roja semáforo, sangre o ruborizado, sino, más hacia el color ladrillos, o anaranjado. Esto dependerá pura y exclusivamente, del estado general de la atmósfera de la Tierra, ya que es la que refracta la poca luz que escapa por el contorno terrestre al momento del eclipse y haciendo de filtro, toma todas las longitudes de onda de los colores y sólo pasa el del rojo.
Si en estos día hay muchos incendios, actividad volcánica, tormentas de polvo y /o arena, el eclipse será oscuro ya que absorbe más luz. De lo contrario, será claro, y más que “roja” se pondrá “naranja”.

¿Hay algo para temer?
Si. A la tontería y a quienes hacen sus invalorables aportes a la incultura.
Salga. Disfrute. Tome tantas fotografías como pueda. Compártalo con familiares y amigos.
Aquí le dejamos un esquema (clik en la imagen para ampliar) con los horarios (hora argentina, -3 TU)